Luchadora del cáncer: “Admiré mis senos en el espejo por última vez y lloré”

Esta vez la Mujer Maravilla no llegó con su traje típico de capa y con su escudo, sino con un pantalón negro, una camisa rosa y con algo que le hacia más poderosa que su escudo: una peluca color negro.

La Mujer Maravilla que les habló se llama Ermila Nohemy Baca Aguirre, tiene 31 años, se encuentra casada con Jorge Luis Martínez, y tiene dos hijas a las que ama con todo su ser: Zoe Marcela de siete años y Ariana Sofía de tres.

Su batalla la comenzó el 17 de abril del 2017 cuando fue diagnosticada con carcinoma Ductal invasivo (cáncer de mama) etapa II.  “En ese momento me di cuenta que el único requisito para tener cáncer es estar vivo”, dice Ermila.  Estamos acostumbrados a ver en los anuncios que una mamografía se tiene que hacer hasta los 35 años y eso hasta cierto punto nos crea la idea que antes de esa edad es imposible que nos dé esa enfermedad.

En el caso de Ermila fue diferente, al descubrirse una bolita en una de sus mamas en diciembre del año pasado. “Siempre fui de las personas que se realizaba el auto-examen, así que conocí a la perfección mis mamas y fue en diciembre que descubrí una bolita, pero como era fiestas de Navidad tenía miedo de el resultado y no quería arruinar las fiestas”, dice Ermila.

 

Dos meses después de descubrir esta bolita, su suegra y mamá le dijeron que ya era tiempo de acudir al doctor, así que se decidió y fue al ginecólogo.  “Fui al ginecólogo y me hicieron un ultrasonido, luego el doctor me dijo que no le gustaba lo que miraba y me mandó hacer una mamografía (examen que no le correspondía hacerse por su edad) me lo hice de inmediato y me mandaron hacer una biopsia”, añade Ermila.

El 17 de abril, el doctor Galeas le dijo que sufría un cáncer de mama agresivo.  “Mi mundo se vino abajo con ese resultado, pero decidí que no era una sentencia de muerte, sino un nuevo reto en mi vida. Este reto se ha convertido en vivir la vida intensamente, como si fuera el último”, cuenta.

Inmediatamente el doctor programó una cirugía para amputarle las mamas, a pesar de que solo una mama era la infectada con cáncer, decidieron que mejor se cortaría las dos para evitar riesgos a futuro. “Yo le dije al doctor que si eso podía salvar mi vida que lo hiciera, un día antes de hacerlo me desnudé, me vi al espejo, y admiré tanto mis mamas y con lágrimas en mi cara dije que sería la última vez que las vería”, recuerda. 

El tipo de cáncer que ella sufre es uno de los más agresivos, así que de la única manera de combatirlo es bajo el efecto de quimioterapias y radiaciones. El tratamiento de ella son de ocho quimioterapias y al final se sabrá si se logró vencer o no el cáncer.  A pesar de este diagnóstico esta mujer tiene toda su fe puesta en Dios y acepta su voluntad.  “Dios nunca me ha dejado y tampoco lo hará en estos momentos, han sido momentos muy difíciles para mi porque el cáncer me ha enseñado pero también he sufrido, es por eso que le digo a todas las personas que luchan con esto que no son dignas de lástima, sino de admiración”, dijo Ermila.

Ella está convencida de que va a vencer esta enfermedad y será un testimonio del poder de Dios, aunque si no lo hace también aceptará la voluntad de Dios. “Siempre he servido en la iglesia y la noche que me di cuenta le dije a Dios ´Por qué?´, pero desde ahí he tenido la confianza de que Él tiene el control y que mis hijas siempre estarán bajo su cuidado”, dice Ermila. “Muchas veces nos creemos que estamos inmunes de está enfermedad y por eso estamos mal informados y eso les puede causar más daño”, advierte. Estoy segura que esta historia de la Mujer Maravilla tendrá una segunda parte, cuando ella nos cuenta cómo venció el cáncer. 

¡Adelante, Ermila!

Signos y síntomas del cáncer

Los signos y los síntomas son ambos señales de lesión, enfermedad o dolencia: señales de que algo no está bien en el cuerpo.

Un signo es una señal que puede ser vista por otra persona, tal vez un ser querido, un doctor, enfermera u otro profesional de atención médica. Por ejemplo, fiebre, respiración acelerada y sonidos anormales de los pulmones que se escuchan a través de un estetoscopio puede que sean signos de una pulmonía.

Por otro lado, un síntoma es una señal que la persona que lo experimenta siente o nota, aunque puede que otras personas no la noten fácilmente. Por ejemplo, debilidad, dolor muscular, y dificultad para respirar puede que sean síntomas de una pulmonía.

El cáncer es un grupo de enfermedades que pudiera causar casi cualquier signo o síntoma. Los signos y síntomas dependerán de la localización del cáncer, cuán grande es, así como de qué tanto afecta a los órganos o los tejidos. Si un cáncer se propaga (hace metástasis), entonces los signos o síntomas pudieran aparecer en diferentes partes del cuerpo.

A medida que el cáncer crece, éste comienza a ejercer presión en los órganos cercanos, vasos sanguíneos y los nervios. Esta presión ocasiona algunos de los signos y síntomas del cáncer. Si el cáncer se encuentra en un área crítica, como en ciertas partes del cerebro, aun el tumor más pequeño puede causar síntomas de la enfermedad.

Pero en ocasiones el cáncer surge en lugares donde no causará ningún signo o síntoma hasta que ha crecido en gran tamaño. Por ejemplo, los cánceres de páncreas usualmente no causan síntomas sino hasta que han crecido lo suficiente como para presionar los nervios u órganos cercanos (esto ocasiona dolor de espaldas o de abdomen)

Algunos signos y síntomas generales del cáncer:

  • Pérdida de peso inexplicable

  • Fiebre

  • Cansancio

  • Dolor

  • Cambios en la piel

¡Porque juntos somos más! Mazola apoya la lucha contra el Cáncer de Mama

Como parte de su compromiso con la salud y bienestar, Mazola lanzó por segundo año consecutivo la campaña “Con tu compra apoyamos la lucha contra el Cáncer de Mama”.

Consiste en el lanzamiento de sus productos con distintivo rosa en las presentaciones de Aceite Mazola de 443 ml, 750 ml, 32 oz y galón, de los cuales se destinará un porcentaje de la venta al Centro de Cáncer Emma Romero de Callejas, (CCERC), que desde hace 25 años contribuye con la salud de la población hondureña, ofreciendo servicios médicos de alta tecnología en detección temprana y tratamiento de cáncer.

“Con esta campaña se busca sensibilizar y concienciar a todas las mujeres sobre la importancia de la detección temprana de esta enfermedad, que es una de las que tiene mayor incidencia en la población mundial”, dijo el gerente de marca Mazola, Fabricio Ochoa.

Mazola junto al CCERC realizarán una brigada médica a beneficio de las colaboradoras de la empresa Dinant, a las que se ofrece mamografías, ultrasonidos y citologías; así como apoyo gráfico para educación sobre la detección temprana.

Finalmente, el representante de Mazola invitó a toda la población hondureña a que contribuya a formar parte de esta iniciativa al adquirir estos productos en los diferentes puntos de venta: supermercados, mayoreo, tiendas de conveniencia y pulperías.

Artículo  tomado de  Radiohouse 

Colonia Lomas del Guijarro II Etapa  |+504 2239-2386 2239-2673| direccionmedica@centrodecancerhn.org

Copyright © 2019 .Todos los derechos reservados. Cuidadosamente elaborado por Ideewe